Show simple item record

dc.contributor.advisorRojas Salas, Manuel
dc.creatorJiménez Rodríguez, Daniel
dc.date.accessioned2022-11-24T21:42:58Z
dc.date.available2022-11-24T21:42:58Z
dc.date.issued2022
dc.identifier.urihttps://hdl.handle.net/10669/87764
dc.description.abstractEl delito como fenómeno social mantiene un constante proceso de mutación, con el fin de evadir las estrategias de investigación realizadas por los distintos cuerpos policiales y la fiscalía, por lo que resulta cada vez más complejo para las autoridades correspondientes establecer la responsabilidad penal de las personas que transgreden las normas penales, sobre todo las relacionadas al narcotráfico y crimen organizado. El alto grado de complejidad en dichas investigaciones, obliga a que la normativa y proceso penal se reinventen, además de que exige a las autoridades de investigación ser más creativos en sus respectivas labores; pero esto no significa de modo alguno que los organismos de investigación puedan trasgredir los derechos fundamentales de los imputados, así como tampoco las garantías que se pretenden lograr a través del debido proceso. En virtud de lo anterior, resulta oportuno analizar la figura del colaborador policial, del cual se hace apenas una somera mención en la Ley 8204 -Ley sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo-,y que se ha convertido en una herramienta de investigación policial indispensable en los delitos relacionados con el narcotráfico; pero que parece ser que en la práctica ha sido utilizada indiscriminadamente, pudiéndose afectar derechos fundamentales tales como la privacidad de las comunicaciones, el principio de auto incriminación, la protección de la imagen privada, derecho a la inviolabilidad e intimidad del domicilio, igualdad de armas, entre otros, de los individuos tildados como sospechosos de cometer estos agravios. Es menester estudiar la legalidad y constitucionalidad de la figura del colaborador policial en Costa Rica, para poder así concluir sobre la idoneidad de este instrumento dentro de las investigaciones penales; pero además, es importante conocer la forma en que la misma ha sido interpretada por distintos tribunales del país, para luego analizar su apego con el debido proceso y respeto por los derechos fundamentales que cobijan a todo ciudadano; de manera tal, que lo que se pretende establecer con el desarrollo de la presente investigación, es determinar si la legislación vigente que regula a esta herramienta de investigación, resulta pertinente con un modelo de Derecho Penal Democrático, o si por el contrario, la norma aludida merece de una transformación que garantice el respeto de los derechos de las personas durante el proceso penal.es_ES
dc.language.isospaes_ES
dc.rightsCC0 1.0 Universal*
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/*
dc.sourceUniversidad de Costa Rica, San José, Costa Ricaes_ES
dc.subjectColaborador policiales_ES
dc.subjectInformantees_ES
dc.subjectAgente encubiertoes_ES
dc.subjectDERECHOes_ES
dc.titleAnálisis legalidad y constitucionalidad de la figura del colaborador policial en las investigaciones de delitos relacionados al narcotráficoes_ES
dc.typetesis de maestríaes_ES
dc.description.procedenceUCR::Vicerrectoría de Investigación::Sistema de Estudios de Posgrado::Ciencias Sociales::Maestría Profesional en Ciencias Penaleses_ES


Files in this item

Thumbnail
Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

CC0 1.0 Universal
Except where otherwise noted, this item's license is described as CC0 1.0 Universal