Show simple item record

dc.contributor.advisorAraya Vega, Eval Antonio
dc.creatorWashburn Calvo, Jimmy José
dc.date.accessioned2024-01-26T14:39:10Z
dc.date.available2024-01-26T14:39:10Z
dc.date.issued2024
dc.identifier.urihttps://hdl.handle.net/10669/90831
dc.description.abstractLa investigación consiste en una reconceptualización de la autonomía personal y para ello, se ha procedido a una revisión de los modelos introspectivo y relacional identificados al interior del debate sobre autonomía acontecido en los últimos cincuenta años. El modelo introspectivo contiene las propuestas de varios autores que afirman la autonomía individual como una propiedad lograda si las motivaciones son auténticas e independientes de cualquier influencia social. La autonomía individual tiene como acepción la independencia de los eventos mentales, y la correspondencia de dicha independencia con el yo verdadero o esencial, sin vínculos sociales ni históricos. El modelo relacional contiene una serie de propuestas que se caracterizan por afirmar que las condiciones sociorelacionales son constitutivas de la identidad personal, así como de los modos de pensamiento y valoración. Al igual que el modelo anterior, éste caracteriza la autonomía individual como independencia de la vida social, y traduce esa acepción en que las condiciones sociales han de empoderar a los individuos a llevar vidas independientes. Este modelo se apoya en una representación homogénea de la vida mental y un acceso directo a los deseos para su valoración. En lugar de considerar la autonomía como independencia, la investigación explora la acepción de gobierno de sí desplegado con el comando de una forma de vida. En lugar de un blindaje de la vida social, la autonomía muestra una constitución de sí mismo lograda como una gestión individual en la que se conjuntan las condiciones contextuales con los intereses personales. La definición de autonomía personal propuesta es la potestad y autoridad para dirigir una forma de vida en correspondencia con las condiciones sociorelacionales. La competencia directiva integra cuatro características: identidad o definición de sí, dirección de sí, capacidad reflexiva y plan de vida. En estos términos, la autonomía personal es objeto de reconocimiento público y ello tiene implicaciones para la vida social por cuanto esta propiedad forma parte de las prácticas sociales y de las tramas interpersonales. La autonomía personal tiene una dimensión ética fundada en un contenido normativo fundamental: la afirmación del gobierno de sí entraña la exclusión del gobierno por otros. De este contenido primario deriva otro, y es que las estructuras sociales han de ser acordes con el gobierno de sí, pues de lo contrario, incurre en opresión. El argumento determinista contribuye a revalorar el papel de las nociones éticas, si éstas no son relativas a un poder causal, aunque sí impliquen la autoría del sujeto. La validez de una noción ética reside en las condiciones reunidas con las cuales se logra una comprensión de sí y de las interacciones sociales en las que las propiedades físicas no figuran como sus contenidos.es_ES
dc.description.sponsorshipUniversidad de Costa Rica/[Beca SEP-CONARE]/UCR/Costa Ricaes_ES
dc.language.isospaes_ES
dc.rightsacceso embargado
dc.sourceUniversidad de Costa Rica, San José, Costa Ricaes_ES
dc.subjectautonomía, autonomía personal, moral, ética, formas de vida, competencia autodirectivaes_ES
dc.titleReconceptualización de la autonomía moral como categoría éticaes_ES
dc.typetesis doctorales_ES
dc.description.procedenceUCR::Vicerrectoría de Investigación::Sistema de Estudios de Posgrado::Artes y Letras::Doctorado en Filosofíaes_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record